Content

¡Elige una de las siguientes novelas para empezar a leerla!

Innumerevoli Lacrime: Una Promesa Rota | Cap. 12, Pt. 3: Arruinada Por Tu Hermana

14/5/14
EDIT: Agregué imágenes.

(Escuchar Mientras Leen)

  Pero por el momento, la mente de Bloom no estaba preocupada por ninguna cosa, excepto disfrutar aquellos preciosos momentos que compartía con Sky.
   Su novio había venido a la hora indicada a recogerla, y ella, después de haberse despedido afectuosamente de sus amigas (sin entender porque ir a una simple cita parecía ser una cosa tan importante entre ellas), se subió a la motocicleta aérea de Sky y juntos se dirigieron a aquel lugar que era especial tanto como para Bloom y su hermana Daphne. Allí conversaron por lo que pareció una hora y media, acerca de temas triviales, la vida de cada uno, amigos, anécdotas graciosas, chistes, discusiones acerca de alguas leyes que según ellos, eran injustas, y otras cosas que los hacían parecer más amigos que enamorados. Mientras conversban Bloom había tenido una breve visión con su hermana, donde el tiempo se paraba y la conversación entre ambas personas no formaba parte de este, como si no hubiera pasado ni se hubiera perdido ni un segundo. Antes de ello Bloom y Sky habían quedado silenciosos por varios minutos, observando el firmamento y las estrellas blancas brillando tan luminosas. Se sintió un tanto molesta al ver que su momento fue interrumpido, pero el enojo se fue rapidamente y volvió a estar de buen humor como siempre lo había estado durante todo el día. Había pensado que algo iba mal con su hermana, pero decidió dejarlo a un lado. Todo lo que había pasado ese día no había sido nada más que cosas felices y maravillosas, sin ningún recuerdo del incidente ni de visiones ni pesadillas. Sólo recordaba sonrisas y luz. Ya pensaba que todo había vuelto a la normalidad después de unos largos dos días, que habían parecido años.
GIF de DW de burntlikethesun de tumblr

GIF de DW de thesarahjanesmith de tumblr (Imaginen que es Bloom)
   Ahora ambos caminaban cerca del borde del lago, ella agarrada del braz de él, mientras observaba con ojos curiosos el lago a su derecha, viendo su reflejo y la pálida luz de la luna iluminando el agua. Estaban silenciosos, y estaban dedicando aquellos minutos para pensar. Pensar en recuerdos de ambos, de sus amigos, vida. Para Bloom era como si ella misma estuviera sentada en su tranquila habitación de Gardenia, en su escritorio, abriendo paquetes con grandes álbumes contenidos, y ella los revisaba, y veía las fotos, las observaba con suma atención, las veía por primera vez mientras trataba de descrifrar que significaban. Era como si viera una nueva vida que estaba por suceder y que ella aún no vivía. La mayoría de las fotos estaban borrosas, los rostros no podían ser totalmente visibles, los colores no eran reconocibles. Muchas eran aquellas fotos y pronto el cuarto se lleno de papeles blancos en el suelo. Todo eso era lo que aún no había ella vivido. Y esperaba (im)pacientemente por saber que era lo que pasaba en aquella historia que al parecer nunca iba a terminar.
   Se había dado cuenta que la mayoría de los recuerdos eran de Sky; y de su relación con ella. De conocidos a amigos, de amigos a algo más, luego en enamorados y pronto en esposos... Y después en padres. Bloom trataba de no pensar demasiado en el futuro, pues no quería decepcionarse de alguna manera, con todas sus expectaciones rotas. Pero a veces no podía evitar preguntarse: ¿qué era lo que les iba a pasar?

Foto de Winx Club All
   -Te amo –dijo ella calmadamente, como si decir eso interrumpiendo un pacífico silencio no era gran cosa (y en realidad no lo era). Sky no respondió, pero era totalmente obvio lo que él pensaba. Bloom se aferró más a su brazo y cerró los ojos.
(Escuchar Mientras Leen)

   Y en ese momento llegó Daphne, después de lo que pareció un largo viaje, gracias a los oscuros pensamientos que la perturbaban desde hace ya un largo rato. Había aterrizado no muy lejos y caminó calladamente sin hacer el menor ruido posible hacia su destinación. Encontró a su hermana menor y a Sky caminando tranquilamente. Se veían tan felices. Pero el simple hecho de que todo eso era una simple trampa incendió el corazón de Daphne.
   Ella se acercó lentamente a los árboles más cercanos, y aún así ninguno de los dos tortolitos la advirtió. Daphne se tomó unos momentos para reflexionar y pensar: ¿estaba haciendo lo correcto? Pero claro que sí. Ese “Sky” no era Sky, era sólo aquel dragón de sus pesadillas disfrazado, esperando el momento para atacar. Y ella no dejaría que le arrebatarán algo por lo que había luchado por tantos años, no tan facilmente. Cerró los ojos y respiró hondo.
   -¡Bloom! –llamó, dirigiéndose hacia ella. Su hermana levantó la cabeza y la observó, confundida.
   -¿Daphne? –murmuró, dejando a Sky y acercándose también-. ¿Pero qué haces aquí? ¿Está todo bien?
   -No –respondió la otra-. Hay algo malo aquí.
   -¿Qué es? –preguntó Bloom mirando de soslayo a Sky sin saber por qué.
   -Es él –dijo la ninfa señalando al novio de su hermana-. El no es quién tú crees.
   Bloom volteó la cabeza rapidamente, y luego se volvió a Daphne. -¿Qué? ¿A qué te refieres? ¡Es Sky!
   -Daphne, ¿te ha pasado algo? –intervino Sky, dando un paso adelante.
   -¡Aléjate! –le gritó ella, retrocediéndo-. ¡Vete de aquí y déjanos en paz!
   -Pero Daphne, ¿de qué estás hablando? ¿Quién crees que él es? –dijo Bloom, dandose cuenta que no todo era felicidad y sonrisas. Una fuerte ráfaga de viento pasó.
   -¿Qué está pasando? –le preguntó Sky a la pelirroja, pero ella no sabía que responder. El viento se hizo esta vez más fuerte-. ¿Qué le está pasando a tu hermana?
   -No puedo explicarlo todo –dijo Daphne persistentemente, con un extraño cambio en su voz, ahora parecía mucho más seria y tosca que antes-, pero este monstruo tiene que irse.
   -¿¡Pero de qué rayos estás hablando!? ¡Él es Sky! –gritó Bloom-. ¡Daphne! ¿No ves? ¡Es mi novio, por amor de Dios! ¿Qué han hecho ahora las Winx para ponerte tan confundida?
   -No es su culpa –replicó la ninfa-. Es la de él.
   -¿De quién?
   -¡De aquel demonio que nos ha estado confundido y alejándonos por estos dos días que ya parecen años! –gritó Daphne. Bloom se quedó fría. ¿Acaso su hermana también había estado sufriendo lo mismo que ella?
   -No entiendo –dijo Sky-. ¿Qué...? ¿De quién hablan?
   -¡De ti, maldito! –Daphne, juntando todo el poder del aire que había estado recolectando con aquellas ráfagas de viento, lanzó a Sky por los aires, para luego dejarlo caer al río.
   -¡Sky! –gritó Bloom, correindo al lago para sacarlo de ahí. Pero Daphne formó una larga pared frente a ella, que estaba a lo largo de todo el lago y no la podía cruzar-. Daphne... –murmuró Bloom, volteándose lentamente-. ¿Qué rayos estás haciendo?
   -Salvándote.
   -¡Se va a ahogar!
   -No me importa. Merece la muerte por todo lo que nos ha hecho.
   -¿¡Qué te ha hecho!? ¡Lo conoces por años ya!
   -Tú no entiendes. Era lo que trate de explicarte. Aquellas visiones. Aquellas pesadillas de las que tú me has hablado. Él es el causante.
   Bloom meneó la cabeza. –Pues no te creo, ¡ahora saca esa maldita pared de mi camino y déjame salvar a Sky!
   -No. No digo que Sky haya sido todo este tiempo el malvado. El sólo se ha disfrazado como tu novio.
   -¡Daphne! Ha estado dos horas enteras a mi lado, no he notado nada raro en su comportamiento, ¡tú estás equivocada! ¡Déjame salvarlo!
   -No. Nunca. No dejaré que salves a aquel que nos ha hecho tanto daño.
   Bloom estaba perdiendo la paciencia. -¿¡Qué no entiendes!? ¡Es mi novio, es Sky, yo lo sé, no como tú! ¡Durante estos dos días he dudado y desconfiado de ti, pero no a él! ¡Yo sé que él es quien es! –gritó furiosa-. ¡Déjame ir!
   -No –murmuró Daphne.
   -Daphne –dijo Bloom con voz entrecortada-. Si no me dejas ir... Habrá consecuencias.
   -Entiendo. Él está haciendo que nos separemos cada vez más. Una segunda batalla, eso es lo que quiere.
   -¡Cállate! –gritó Bloom sin poder soportar el recuerdo del incidente. Una luz roja salió de sus manos, y lanzó una bola de fuego hacia su hermana-. ¡Él no es quien tú crees!
   -¡Yo debería decirte lo mismo! –dijo Daphne, esquivando el ataque de Bloom. Desde ese momento ambas hermanas empezaron a discutir mientras peleaban y lanzaban ataques de magia.
   -Daphne, escúchame, por favor, ¡confía en mí cuando te digo que él es Sky! ¡Él ya debe estar muerto!
   -¿Entonces por qué preocuparte e insistir tanto en salvarlo?
   -¡Porque sí, debo quitarte de mí camino, puedo salvarlo, puedo resucitarlo!
   -Yo no confiaría en ello –dijo Daphne malévolamente.
   -¿Qué te ha pasado? ¿De qué estás hablando? Tan persistente, ¿por qué?
   -Algo que tomará demasiado tiempo explicar. Y para eso tu novio estará muerto.
   -¡Aah! ¡Fuego del Dragón! –gritó Bloom. Un aura de fuego empezó a rodearla, y era sorprendente que no se quemara. Sus ojos y su cabello se volvieron un color rojo vivo y un dragón fue formado del fuego. Bloom consiguió romper la pared de Daphne y se zambulló dentro del agua. No le importó el siguiente movimiento o ataque de su hermana, ni su fuego siendo vencido por el agua. Nadó más y más al fondo, buscando algún rastro de Sky-. Sky, si no te encuentro, no sé que haré –pensó ella. Su mente se llenó de dudas y preguntas. No lograba comprender el raro comportamiento de Daphne, ni sus ideas ni insinuaciones acerca de Sky. No sabía desde cuando era que ella también sufría las mismas visiones que ella, si es que había oído correctamente. Sentía que apenas conocía quién era su hermana, y que su cabeza iba a explotar de tanto pensar y dudar en unos breves dos días. Siguió nadando, el agua volviéndose más oscura, con menos cantidades de animales y plantas o cualquier otro signo de vida. Parecía que aquello duraría para siempre.
   Fue entonces cuando Bloom vio una débil luz blanca no muy lejos de ella. Se le acaba el aire y tenía que apurarse. Nadó hasta la chispa lentamente. El punto brillante se hizo más y más grande a medida que ella se acercaba, tomó la forma de un gran bulto hasta que ella pudo comprobar que se trataba de un humano. Se trataba de Sky.
   Bloom sintió un sentimiento de felicidad mezclado con desprecio. Las palabras de Daphne acerca de su novio la habían afectado, y ahora las creía a medias. De todas maneras, ¿por qué no? Después de todo lo ocurrido, era posible que el enemigo se había disfrazado como Sky. Pero, ¿cómo es que Daphne lo sabía? Antes de más dudas llenaran su mente, Bloom actuó inconscientemente y agarró la mano de Sky. No sabía que pensar. Sólo tenía una palabra repitiéndose en su cabeza: sálvalo.
   Habiendo encontrado a Sky, Bloom nadó de vuelta a la superficie. El fuego que la había rodeado hace unos cuantos minutos ya estaba casi completamente apagado, y sentía que no le quedaba más aire que guardar. Se esforzó por llevar el peso de dos hacia arriba, cuando de repente ella vio una luz roja dirigiéndose hacia ella. La esquivo justo a tiempo.
   -¿Qué fue eso? –pensó. Pero su pregunta fue rapidamente respondida, pues cuando miró hacia arriba, pudo ver la silueta delgada y borrosa, con sus brazos extendidos y las palmas de sus manos abiertas: ahora Daphne trataba de matar a ambos. Bloom nadó con mucho más cuidado. Afortunadamente, esa bola de fuego fue el único ataque que Daphne se atrevió a hacer. Segundos después Bloom alcanzó la superficie. Sacó la cabeza del agua rapidamente y apoyó el codo en la orilla mientras tosía, escupiendo todo el agua que había tragado accidentalmente. Jaló el brazo de Sky, y lo puso sobre la orilla también. Bloom se paró, tambaleante.
   -¡Eso es! –le gritó furiosa a su hermana. Pero ella no estaba ahí. Bloom se quedó parada confundida, cuando creo oír un susurro detrás de ella, trató de voltearse pero una mano la golpeó en el rostro y ella cayó al suelo.
   -Tú lo salvaste –dijo Daphne con voz amenazante, sus ojos billando con una extraña luz.
   -¡Y tú quisiste matarlo! –le gritó Bloom, tratando de no romper en llanto, aún en el suelo-. ¡Tú empezaste todo esto, Daphne! ¡Si no hubieras ido conmigo a esa maldita fiesta de cumpleaños, esto nunca hubiera pasado y yo nunca te hubiera atacado! ¡Es tu culpa! ¡Todo es tu culpa! –paró en seco al darse cuenta de lo que acaba de decir.
   -¿Entonces todo es mi culpa? –repitió Daphne-. ¿Es mi culpa que tu hayas tenido esa tonta visión? ¿Es mi culpa que tú las hayas creído? –su voz se hizo más fuerte-. ¿Es mi culpa que tú me hayas atacado hace dos días? ¿Es mi culpa que me hayas escondido quien era la verdfadera asesina?
   Los ojos de Bloom se agrandaron súbitamente. –No...
    -Sí. Descubrí de quién se trataba. Fue muy fácil de adivinar. Stella trató de esconderlo. Es una pena que no pudo.
   -¿Qué le hiciste? –preguntó Bloom temiendo lo peor.
   -Oh, nada –dijo Daphne con una voz malévola, no parecía ella-. Yo sólo la mandé a dormir. Si el futuro demanda que haya guerra y yo maté a la reyes y herederos del trono de Domino... Que así sea.
   Daphne desenvainó una espada que Bloom nunca adviritó que ella tenía. La ninfa se acercó lentamente, Bloom trató de levantarse, pero sentía un fuerte dolor en todo el cuerpo.
   -Daphne –le suplicó con voz entrecortada-. Por favor, no lo hagas. No mates a tu familia. No mates a quienes trataste de salvar por todos estos años. Vas a destruir todo lo que trataste de salvar. Vas a empezar una guerra. Piénsalo bien, Daphne, y dime si esto es lo que en verdad quieres.
   -No es lo que quiero –murmuró Daphne, su expresión sin ningú cambio-. Yo no quiero hacer esto. Yo no quiero matarte... Debo matarte.
   Bloom retrocedió y recordó. Creyó oír unas voces lejanas del pasado:
   ‘Daphne, cómo pudiste... ¿Por qué quieres matarme?
   ‘Yo no quiero matarte. Debo matarte.’
   Rapidamente, cuando Daphne ya estaba con la espada alzada preparada para atravesar el corazón de Bloom, Bloom se paró con sus fuerzas restantes y golpeó  fuertemente a su hermana, lanzándole una bola de fuego, tal vez más poderosa de lo que quería. Daphne cayó al suelo y no se movió más.
(Escuchar Mientras Leen)
   Bloom no hizo nada por varios minutos. Sólo se quedó observando la horrorosa escena, era como si hiriera de nuevo a su hermana otra vez, solo que esta vez ella podía actuar con voluntad propia. Su corazón latía con rapidez, sudaba y respiraba agitadamente, Se arodilló junto a su hermana y la sacudió ligeramente. Nada pasó. Preocupándose un poco más que antes, la sacudió, esta vez más fuerte. Nada pasó. Bloom no podía oír la respiración de Daphne; creía que su corazón no palpitaba. Con ambas manos agitó e cuerpo de la ninfa, esperando que se despertara. Empezó a llamarla por su nombre; la desesperación empezó a dominarla. Unas lágrimas empezaron a asomar por sus ojos. Gritó el nombre de su hermana repetidas veces, pero ella no la oyó. En el bosque se escucharon las palabras de Bloom, afuera, en los jardines de los castillos y lugares cercanos, las hojas de movieron y danzaron junto con una súbita ráfaga de viento, acompañado por un eco, una débil voz, pidiendo ayuda, al borde de la locura.

GIFs de DW de bdens de tumblr
   Bloom gritó y lloró, pero su hermana nunca despertó Finalmente se rindió, y se hizo a un lado, sentándose lejos de Daphne y mirando las estrellas, sin ninguna esperanza. Pasó el tiempo, lenta, lentamente, hasta que la luna pudo ser vista en su totalidad, y las estrellas brillaron más blancas que antes. Bloom supo que ya era medianoche. La gente del castillo debía estar preocupada. Daphne podía estar muerta, Sky también. Y ahora ella tenía tantas dudas y amenazas cerca. Pero ahora no le importaban. Ahora sólo deseaba un poco de silencio, un silencio eterno que nunca se rompiera, para pensar y nunca tener que dudar o desconfiar o incluso sufrir nunca otra vez.
   Mientras miraba el suave pasto con una mirada triste, oyó unos cuantos sollozos. Sabía que esa no era ella, así que ella volteó su cabeza hacia atrás. Vio a Daphne arrodillada, con los puños fuertemente cerrados. Estaba llorando y se secaba las lágrimas. Pero Bloom no sintió ni felicidad ni alivio, ni desprecio ni furia. Era como si hubiera olvidado cuánto había ella llorado y gritado por su hermana. Ahora todo se desvanecía como el polvo, y si trataba no lograba recordar nada de lo pasado.
GIF de DW de bdens de tumblr
   -No entiendo –murmuró Daphne entre sollozos. Le tomaba muchos segundos terminar una corta oración, y hasta ahora no advertía la presencia de Bloom-. No logro comprender. ¿Por qué...? ¿Por qué? ¿Por qué esto nos está pasando? No logro entender, no puedo recordar. Nada. Todo está ya desvanecido. No puedo recordar. ¿Qué haré?
   Bloom no entendió sobre qué hablaba su hermana, pero una lágrima corrió por sus mejillas. Miró una última vez a la luna, como si esperara que las respuestas llegaran de esa manera, y miró otra vez al suelo. Se sentía desdichada, miserable, y abandonada. Pero no encontraba rasones. Cerró lentamente los ojos, y se sumió en la oscuridad.

Mi mano... Me duele... Mucho.
Ok, no es para tanto xD
Siguiente!
"El Colgante Protector"
¿Les suena familiar?


10 comentarios:

WinxClubShines -Bloom at: 14 de mayo de 2014, 20:17 dijo...

Megan, no se cómo lo haces para impresionarme siempre. ¡¡Increíble!! OMG, quiero ya el 13! Me encanta como escribes :D Ojalá escribiera tan bien como tu :-)

male - chan at: 15 de mayo de 2014, 3:30 dijo...

lloro, lloro y lloro, como me encanto el capitulo, espero el siguiente por que se me hace que se relaciona con el colgante de Shannele, por cierto, amo el nombre!

Megan12450 at: 15 de mayo de 2014, 10:02 dijo...

Ay, no digas eso. Lo que cuesta es solamente práctica, y poco a poco mejorarás. Pero si quieres un consejito, te recomiendo que leas novelas y libros largos como "Orgullo y Prejuicio" o "Sensatez y Sensibilidad" de Jane Austen. Esas si son una preciosas novelas! Aprende como escriben, las descripciones y metáforas y trata de escribir algo detallado por ti misma :)
Y... Ya estoy escribiendo una parte del 13 xD

Megan12450 at: 15 de mayo de 2014, 10:06 dijo...

Estás en lo correcto, Male-chan! Tiene que ver con ese tal collar xD
Y gracias! X3

Anónimo at: 15 de mayo de 2014, 17:13 dijo...

Estoy viva todavía?
Creo que sí, porque sí no, no estaría aquí escribiendo! XD jaja, creo que shannele aparece en el siguiente que será genial!
jaja
FloraFlower

Lullanita at: 16 de mayo de 2014, 0:37 dijo...

INCOMPARABLEEEEE

Megan12450 at: 16 de mayo de 2014, 9:20 dijo...

¿Qué quieres decir? ¿Has muerto? ¿Fue demasidado? xD
De ahora en adelante trataré de no matar a los lectores X3

Megan12450 at: 16 de mayo de 2014, 9:34 dijo...

。◕‿◕。

Anónimo at: 16 de mayo de 2014, 23:06 dijo...

No, tranquila.
Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja
es que de enserio me tocó el alma.
Es muy profundo lo qué escribiste!, deberías ganar un oscar!!!! jaja, y sí no me crees es enserio.
FloraFlower

Megan12450 at: 18 de mayo de 2014, 4:37 dijo...

¿Te tocó el alma? Wow, no crei que mis capítulos serían tan profundos :)
Jaja, tampoco exageres :3

Publicar un comentario

Translate

Seguidores

Seguir por Email

Vistas en total

Mis blogs