Content

¡Elige una de las siguientes novelas para empezar a leerla!

SBL Temporada 1 Capítulo 8: ¿Coincidencia?

9/8/14
CAPÍTULO 8:
¿Coincidencia?
E
ra 10 de septiembre, tercer día de clases en Alfea. Las demás chicas estaban en el Instituto de Magix. Su profesora se llamaba Violeta. Ellas conocieron allí a una chica que pronto se hizo amiga de nosotras. A los chicos en Fuente Roja, conocieron a tres chicos, que pronto se hicieron muy amigos. Era por la tarde cuando me llamó Stella, diciéndome que nos viéramos en la playa para presentarme a una amiga que habían hecho y para contarnos una cosa muy rara que le había pasado. Yo le dije que también tenía que presentarle a una amiga y contarle algo. También me dijo que los chicos irían.
Fui con Layla a la playa y allí estaban Stella, Musa, Roxy, Flora, su amiga, Sky, Andy, Riven, Timmy y sus dos amigos.
–¡Hola Tecna!, veo que has conocido a las amigas de Bloom –dijo Layla.
–¿Conoces a Layla? –le pregunté a Tecna.
–Sí, somos mejores amigas –respondió ella.
–¡Hola chicos! –dije.
–Chicos, ¿también conocéis a los amigos de Bloom?– dijo Tecna.
–¡Qué jaleo! –dijo al fin Flora.
–Será mejor que nos presentemos –dijo Musa.
–Haber que me aclaré. Resulta que tus amigos Tecna, son amigos de los míos –dijo Stella.
–Y míos también –dijo Layla.
–Layla estas son Stella, Musa, Flora y Roxy –dije–. Y estos son Andy, Sky, Riven, Timmy y Brandon –los presenté a la vez que ellos iban saludando.
–Esta es Tecna –dijo Layla.
–Y estos son Helia y Roy –dijo Tecna, a la vez que ellos dos iban saludando.
–¡Qué cosa más rara que ya los amigos que todos acabamos de conocer ya se conozcan entre sí! –dijo Roxy.
–Pues sí –dije algo extrañada.
–¿Qué tal si vamos a tomarnos un helado y nos vamos conociendo mejor? –propuso Timmy.
Fuimos a un chiringuito y el camarero se quedó un poco impresionado al vernos llegar, ya que éramos 14 personas. Tuvimos que juntar cuatro mesas de 4 personas. Nos pedimos refrescos y cuatro bolsas de patatas Lays en total.
–Bueno, yo soy Bloom –empecé–, me encanta comer pizza con mis amigas y amigos. Siempre me han gustado las historias de hadas. Tengo un montón de ellas, incluso inventadas por mí. Mi cumpleaños es el 10 de diciembre. Mi color preferido es el rojo y me gusta la música pop.
–Yo soy Stella –continúo–, me encanta ir de compras y organizar fiestas de pijamas con mis amigas. Me encanta la moda. Mi color favorito es el verde. Mi cumpleaños es el 18 de agosto. Y la música pop es mi favorita.
–Yo soy Roxy –siguió–, amo a los animales, tengo un perro llamado Arthur, mi color preferido es el verde (http://winxcluball–novelas.blogspot.com.es/2014/05/color–preferido–de–rozy–resultados.html) –y así todo el mundo.
Al terminar, Stella nos contó lo que le había ocurrido. Resultó que la noche pasada tuvo un sueño en el que otra vez, esa misteriosa ninfa llamada Daphne, le decía lo mismo que a Layla y a mí. Yo le conté que a Layla le pasó lo mismo. Ella también quiso apuntarse a Alfea. Y al día siguiente solicitó un traslado de escuela, después de habérselo contado a sus padres, Radius y Luna. Después, fuimos a la playa, ya era de noche, así que nos fuimos pronto, ya que al día siguiente teníamos escuela.
«10 de septiembre de 2014. Querido diario:
Stella es un hada. ¿Es una coincidencia? Ha tenido el mismo sueño que Layla y yo. Una y otra vez me pregunto: ¿Quién es esa misteriosa ninfa? También hay otra cosa que parece coincidencia pero creo que es una casualidad: los amigos de Layla son amigos de mis amigos, porque se han conocido en las escuelas de Magix y son también de la Tierra.»
Después de otro largo día de clases, ya por la tarde, yo ya había terminado los deberes y estaba asomada a la ventana de mi cuarto. De repente, veo aparecer a Stella por la puerta de Alfea.
–¡Stella! –la saludé y ella miró para todos lados.
Yo levanté los brazos para que me pudiera ver. Hasta que miró hacia el edificio y me vio.
–Ah, ¡hola Bloom!–me saludó tras darse cuenta.
Yo fui al cuarto de Layla para decirle que Stella estaba aquí. Toqué a la puerta y descubrí que no estaba allí. Entonces, me dispuse a ir a ver a Sella. La ayude con sus maletas y le pregunté qué tal le había ido al decírselo a sus padres, y comprobé que todo le fue genial. Vi, que ella había elegido un cuarto para ella sola. La señorita Faragonda le dio su horario nada más llegar. Y yo le expliqué todo lo demás. Su cuarto era bastante grande. La cama estaba al lado de la ventana. Era preciosa, el cabecero era una estantería. En vez de una mesilla tenía un revistero, estaba vacío, pero ella enseguida colocó todas sus revistas. Al lado, un espejo y un sillón en forma de estrella y de color amarillo, encima una estantería roja con una especie de perchero verde para colocar la ropa en perchas debajo. El sillón hacia esquina con otra pared en la que había un tocador, con una lamparita y tenía una silla. La ventana estaba inclinada hacia la cama y tenía una estantería rosada. Al lado, tenía varias estanterías en las que dejó libros de moda y otros temas. Debajo de ellas había un sillón sin brazos. Al lado de las estanterías se hallaba un armario. Después de colorarlo todo, fuimos a buscar a Layla. Por el pasillo nos la encontramos, pero tenía mala cara, y llevaba un libro en la mano.
–¿Te ocurre algo, Layla? –pregunté.
–Creo que deberíais saber esto –respondió Layla.
–¿El qué, Layla? –preguntó preocupada Stella.
–Salgamos fuera –dijo Layla.
Fuimos a dar una vuelta por el bosque, hasta llegar al lago Rocaluz, no muy lejos. Nos sentamos debajo de un árbol cercano.
–He estado en la biblioteca, buscando algo para leer –comenzó–. Y este libro se ha caído de la estantería. Al principio pensaba que había sido alguna alumna pero no había nadie en el otro pasillo –yo me estaba quedando asombrada–. Entonces pensé que como estaba en un mundo mágico, debía de ser mágico, y así es porque se lo pregunté al salir a la bibliotecaria.
–¿Y qué pasa con ese libro? –preguntó Stella intrigada.
–El libro se llama Una historia perdida –dijo mostrándonos la tapa del libro–. Lo abrí y comenzó a hablarme.
–¿Y qué te ha dicho? –pregunté yo, también intrigada.
–Me ha dicho que la antigua compañía de la luz, se llamaba las Winx, y eran Bloom, Layla, Stella, Flora, Tecna y Musa.
–Guau, solo falta Roxy y estamos todas –dijo Stella.
–Es cierto, pero nosotras no somos las Winx –dije.
–¿Y qué más decía? –preguntó Stella, cada vez más intrigada.
–No lo sé, lo he cerrado y me he ido a buscarte, Bloom –respondió Layla.
–¿Por qué no lo abrimos? –dijo Stella, y yo me quedé pensando y Layla con cara de miedo.


CONTINUARÁ
¿Abrirán el libro? ¿Qué pasará? ¿Se lo contarán a la directora?
DESCÚBRIDLO EN EL PRÓXIMO CAPÍTULO


EDICCIÓN 1: He quitado a Nabu, se me fue, el murió. También, me equivoqué en Eric, es Andy (me lie estoy también inventandome otra novela, seguramente se llamará ''ERIC'', ya descubriréis de que se trata).

1 comentarios:

Javiera Rojas at: 9 de agosto de 2014, 23:24 dijo...

Me encanto el capi!!! Stella descubroo que era un hada. =) siguelaaaa
atte
-StellaSolary

Publicar un comentario

Translate

Seguidores

Seguir por Email

Vistas en total

Mis blogs