Content

¡Elige una de las siguientes novelas para empezar a leerla!

Luz sobre Oscuridad, Capitulo 2: Sucesos Extraños

4/4/16




En el Centro Comercial... 


-No sé qué ponerme para impresionar a Eric

-¿Qué tal un vestido de novia? -dijeron Ashley y Lindsay riendo
-jaja, que graciosas ustedes 
-Amiga, con lo que te pongas el quedara encantado. Ya lo veras
-Aun así, tengo que verme deslumbrante
-¿Qué tal ese? -dijo Lía mientras me enseñaba el maniquí de la tienda del frente
-No, demasiado morado. No me gusta ese color
-y ¿Qué color te gusta?
-Cualquiera menos ese 
-y ese verde que esta allí?
-el verde no me gusta -dije disgustada. Eran mis amigas y no se sabían mis colores preferidos
-¿Qué tal si nos dices de que color piensas que sera el vestido? o ¿Cuál es tu color favorito?
-Mis colores favoritos son todos menos el rojo, verde, morado, azul y el café.
-bien, eso es algo -dijo Amber -a ver... veamos cual le puede gustar a nuestra princesa
-ay pero que halagadora eres -dije sonriendo.

Estábamos en el centro comercial buscando algunos atuendos para esta noche. El vestido tenia que ser increíble, algo con que Eric no me quitara los ojos de encima; pero ¿Cuál? Me imaginaba algo perfecto, hermoso y único. Obviamente nadie mas podría tenerlo.

Podría ser algo de mi colección, pero no tengo tiempo para mandarlo a hacer. seria de los mas genial poder tener maga y hacerlo en un dos por tres. 

-Oye Stella, y ¿Que te parece este?





Ella me mostró un vestido color naranja, hermoso que tenia unas tachuelas en el centro y abajo en el borde, era de tiras y también un poco corto para mi gusto... pero algo tenia el vestido que lo hacia ver muy no se que.  Igual entramos y me lo quise probar. 

-y bien chicas, ¿Como me queda? -dije abriendo la cortina y saliendo de allí. Desfile un poco y me quede en frente del espejo.

-te queda perfecto Stella-me dijeron al unisono Lía y Amber.
-No es un poco corto? -me dijo Lindsay al mismo tiempo que sonreí. 
-esta lindo pero no me gusta -dijo Ashley -tiene algo que no me gusta. Quizás mucho naranjo.
-sí, eso pensé yo - dije mirándolo extraño.
-y... este no te gusta? -me dijo Lindsay enseñándome un vestido blanco que tenia unos brillos dorados en la parte de arriba. Muy hermoso -es precioso amiga.
-ya, a ver... me lo pruebo.



Entre en el probador y me lo puse, era hermoso. Incluso podría hacerme una coleta para resaltar mejor los brillos de la parte de arriba. ¡Era perfecto!


¡Me lo llevo!


-Me lo llevo chicas, es precioso -dije saliendo de allí para mostrarles a las chicas. 

-te queda muy bien y me encanta -dijo Ashley -a Eric le encantará.
-Estoy de acuerdo con eso. 
-muy bien chicas, que podemos hacer? A que hora se supone que llegaran los chicos? -les pregunte 
-llegaran a las nueve. Aun nos quedan algunas horitas 
-¿Que tal si nos vamos a comprar maquillaje? -nos dijo Lindsay
-Me parece estupendo amiga, pero primero quiero un helado -les dije a las chicas mientras pasaba mi tarjeta de crédito a la cajera. -Que tal si nos vamos a esa cafetería de allí?
-Vamos, también hay helados. aunque yo quiero un café en este momento -dijo Ashley -me muero de frió.
-Vamos chicas -les dije tomando mis bolsas.
-Esta fiesta sera genial -me muero por sacar a bailar a Jacob -dijo Lía -él es un bombazo.
-¡No amiga! que cosas dices -dije haciendo una cara de asco -el es todo menos eso.
-amiga, solo porque Eric sea el mas lindo de la escuela no quiere decir que Jacob sea feo
-bueno, para mi si lo es. 
-y para mi -dijo Ashley
-y es porque a ustedes dos les gusta Eric. -dijo Lía casi enojada. Nosotras nos reímos. 

Mi helado favorito siempre ha sido y será el de chocolate con nueces. Así que en cuanto llegamos pedí ese y nos sentamos en las mesas de afuera a conversar un poco de nuestra vida. 

Mi signo de horóscopo es Leo, mi color favorito son todos menos los que ya nombre anteriormente; mi novio ideal en la tierra tiene que tener músculos y ser muy lindo conmigo... como lo es Eric Anderson. Mis películas favoritas son las comedias, nada mejor que reír a carcajadas, y mi música favorita es el pop.

¿Que mas les puedo contar sobre mi? 


En este momento no se me ocurre nada mejor, pero ya lo sabrán dentro de mi maravillosa vida como una super fashionista. 

-ya chicas, hay que volver a mi casa para preparar todo. Solo nos quedan algunos minutos -les dije

-exactamente 30 minutos -dijo Amber.
-¿Ven? hay que apurarnos o llegaran todos.

Nos fuimos al estacionamiento y de ahí, directo a mi casa a preparar todo. Habíamos comprado galletas, papas fritas, gaseosas, chocolates y vasos y también algunas serpentinas. 

Luego de preparar todo. Nos fuimos a mi habitación para arreglarnos, yo me puse el vestido que me había comprado y unos zapatos se tacón negros, muy monos. 
Ashley se puso un vestido negro muy lindo que tenia encaje y que lo habia encontrado en la tienda H&M. 



Lindsay había encontrado un vestido rosado con celeste, muy hermoso que si no hubiera encontrado después el vestido blanco. Me compro ese mismo. 



Amber había encontrado un conjunto bonito de falda plateada con una polera rosa pálido. 

El atuendo de Lía era morado, completamente. Un vestido sin un brazo y el otro cubierto entero por tela. Se puso un collar verde, pero lo único que se notaba era morado y mas morado.






Todas las chicas nos veíamos estupendas. Eso era lo importante; escuchamos el primer timbre y yo como anfitriona de la fiesta baje a ver quien era. 

Los chicos que primero habían llegado eran los que estaban con nosotras en la hora de almuerzo de hoy. Jacob y sus amigos, los chicos que juegan fútbol.

-Hola chicos, pasen. Como están? -les dije abriéndoles la puerta y haciéndolos pasar.

-Guau Stella, te ves... Guau -me dijo Jacob recorriendo me con la mirada. 
-Te vez hermosa Stella -me dijo mi amigo Lucas. 
-Gracias chicos, por favor pasen. 
-hola chicas -dijeron ellos mientras pasaban a la sala. 

Me fui al estero y encendí la música que seria la protagonista esta noche. Algo de Rihanna para empezar. 




Nos sentamos en la sala mientras conversábamos y esperamos a que llegaran los demás. Los chicos estaban increíblemente vestidos, se veían muy guapos pero no tanto como para superar a Eric, aunque aun no lo había visto, sé que vendrá vestido como un guapetón; y, seremos los mas guapos de toda la fiesta. 


-chicas, tengo que decirles que se ven fantásticas.

-Lucas, es décima tercera vez que lo dices -le dijo Lía
-pero es que realmente se ven muy guapas.
-Chicas, tengo que ir al baño... si llega alguien, solo abran. 
-ok.

Me fui a mi habitación, la fiesta estaba muy aburrida. Asique subí a mi habitación, puse el cerrojo y me tire en la cama. Nos habíamos arreglado muy temprano y es que los chicos igual eran muy aburridos. 


Tenia que admitir que igual extrañaba a mi padre, ¿Que estará haciendo ahora? ¿En que parte del mundo estará ahora? ¿Abra llegado ya a México? 
Me acabo de acordar que la semana pasada habíamos quedado de ver películas esta noche, mientras el hacia su mágica salsa de espagueti; supongo que tendremos que hacerlo cuando el regrese, o cuando se termine mi castigo por hacer esta fiesta. Se supone que solo iba a invitar a Ashley y Lindsay, creo que como esta la fiesta ahora, lo pasaríamos mejor. 

Cerre mis ojos y me dispuse a dormir un poco. 

Rápidamente aparecí dentro de un gimnasio. No entendía que pasaba, se suponía que estaba en mi habitación. 

Mire mi reflejo en la puerta de los camarines, tenia el mismo vestido blanco con dorado pero estaba dentro del gimnasio; como si se repitiera el dia o algo así lo sentí.
Lo segundo que sentí, fue una sensación extraña, casi la misma que había sentido hoy en la tarde cuando estábamos jugando voleibol.
Mire a las gradas, pero no estaba la figura que hoy me aterrorizó, fue extraño porque esperaba a que esa sensación fuera por él, pero no estaba allí.

-Buenas Noches Stella -dijo alguien.

-¿Hola? -dije -¿Quien habla?
-soy yo Stella, date la vuelta por favor 
¿Que? -pensé para mi. Con temor hice lo que el me dijo 

La extraña figura que estaba en las galerías en la tarde, estaba delante de mi. 

Sus cuernos en la cabeza me aterraban, al igual que sus ojos rojos que ahora estaban de un rojo mas claro, se podía ver una pupila de un rojo mas oscuro o quizás incluso es negro, pero no estoy segura, no quería mirarlo demasiado.
El hombre tenia unas espadas creo que cruzadas en la espalda y su vestimenta era completamente negra, como el de un policía con chaleco anti balas pero todo negro.

-¿Que... Quien eres tu?

-Soy Aaron, el rey de los mas oscuros reinos de esta galaxia
Fruncí el ceño confundida.
-no entenderás ahora, pero dentro de muy poco si 
-¿Que quieres decir? 
-Quiero decir que dentro de muy poco tiempo tu y yo estaremos peleando por la libertad de la luz, de tus padres, de tus amigas y de Magix 
-¿La libertad de la luz? ¿De Magix? ¿Que es eso? vivo en Manhattan idiota -le dije frustrada, no entendía de que rayos me hablaba.
-ya lo entenderás -me dijo dándose la vuelta para ir a no se donde.
-Oye, como salgo de aquí? -le grite a su espalda
-Solo abre los ojos princesa. 
-¿Que?


Abrí los ojos y estaba de nuevo en mi habitación, bostece y me enderecé. Abajo se escuchaba fuerte la música asique me pare y me fui al frente de mi espejo. Fruncí el ceño al recordar ese extraño sueño. ¿Quien rayos era ese tal Aaron? ¿Por qué me comenzó a hablar de la luz y de Magix? ¿Que es eso?


Salí de mi habitación y ya podía ver algunas personas conversando en las escaleras, la mayoría era de la escuela y mis amigos, asique mientras me acercaba me iban saludando. Fui a buscar a mis amigas, por el camino me serví un poco de ponche que debo decir que estaba algo extraño, sabia muy bien pero era como si quemara mi garganta. 


-¡Stella! ¿Donde estabas? -me pregunta mi amiga Ashley. -Esta fiesta esta increíble

-lo siento, me quede dormida en mi habitación. 
-¿Dormida? ¿Como? ¿Con este ruido?
-lo se, no se como -reímos -oye que fue lo que le pusieron al ponche, sabe muy raro
-lo se, pero esta genial así. 
-si, un poco -reí. Tome un poco y luego le pregunte si había llegado Eric
-no lo se, aunque me pareció verlo por el comedor
-genial -sonreí abiertamente -vamos 
-no, yo me quedo por aquí. Hay un chico que me trae loca desde que cruzo por esa puerta
rei -muy bien, espero que te vaya bien con el
-y yo con Eric.


Me fui al comedor donde Ashley me dijo que lo encontraría, mi corazón se detuvo y mi sonrisa se ensancho cuando lo vi; ahí, parado con un vaso de ponche y mirando algunas fotografías de mi padre y de mí. 
Fui hacia allá y me pare al lado de él. 

-Sales demasiado tierna en esa foto -me dijo
.

sonreí y lo mire, acto seguido el hizo el mismo movimiento -viniste
-Claro, no me iba a perder una fiesta -me miro con una sonrisa, luego me inspecciono -y debo decir que estas muy linda.
-gracias -sentí como mi estomago se revolvía -tu estas igual.
-¿Estoy muy linda?
-Estas guapo.
-¡Eric! -escuche que lo llamaba una chica, y por detrás de su hombro pude ver a las chicas feas, esas que no las soporto. 
-¿Que hacen ellas aquí? -pregunte furiosa
-No me dejaron venir solo -dijo girando su cabeza para ver a su prima y sus amigas
-Uy 
-¡Oye Eric, esta fiesta esta aburrida! ¿Por qué no nos vamos?
-Aburrida tu abuela -les dije
-Pues yo estoy entretenido aquí, si quieres te vas -les dijo Eric mientras tomaba mi mano y la entrelazaba con la suya. En ese momento todo mi enojo se fue, mi corazón palpitaba de una forma frenética.
Su prima, llamada Amanda levanto una ceja y se cruzo los brazos en el pecho -Me quiero ir Eric, Vámonos ahora
-Andante tu Amanda
-Mi tía y tu madre se van a enterar
-Pues que se enteren -les dijo calmado él. Luego me miro -vamos a otro lado 
-Esta bien 

Salimos de allí y nos fuimos al patio de atrás, en donde cerca de la piscina habían algunos arbustos y una silla doble para reposar. 

Nos sentamos aun tomados de la mano y miramos las flores que habían allí. Yo podía sentir como me transpiraba la mano pero no quería apartarla de él, aunque fuera la cosa mas asquerosa de la vida. 

-Discúlpame por eso, mi madre no me dejo salir sin ellas
-¿Por que no? se supone que eres su niñero?
-se podría decir que algo así, mi tía es muy protectora
-pero que maraña 
  el rió -si

Nos quedamos callados por un buen tiempo. A veces sentía que el me miraba de reojo y cuando yo lo miraba a él, apartaba la mirada y sonreía. ¿Algo mas podría superar un momento así?

-y cuando es el juego?

-mañana... ¿Iras?
-seguro 
-genial, porque necesitare mucho apoyo
-ya tendrás mucho apoyo, la mayoría de las chicas irán por ti. 
-si, pero solo me interesa una chica -miro nuestras manos entrelazadas y sonrió.

Tenia que admitir que no podía dejar se sonreír internamente, dentro de mi cabeza había una pequeña yo saltando por todos lados mientras reía como loca. Eric pensaba en mi tanto como yo pensaba en él. 


-mm oye, quisiera preguntarte algo, tu puedes decir que no si quieres... -arrastro las palabras luciendo algo avergonzado. Lo mire con curiosidad esperando a que continuara-. Bueno... ee... mi prima por parte de mi padre se casara el sábado. Estaba pensando, me preguntaba si querrías venir conmigo -pregunto mirándome esperanzado. 

Me quede desconectada por un momento, Eric me estaba pidiendo que lo acompañara a la boda de su prima. Me mordí el labio, pensando; adoraba a Eric y obvio iría con él, pero ¿Estarán sus locas primas allí también?. 

-Y eso qué -me dijo de brazos cruzados mi mini yo - no importa que estén las locas. Eric estará contigo que es importante. 

Mi mini yo tenia razón, ¿Que rayos importaba? 

-y entonces? -me miro a los ojos preocupado 
-dile que si -respondió la pequeña Stella
-si te preocupa que Amanda este allí, no te preocupes. Yo estaré contigo todo el tiempo.
-¿Lo ves? 
 -Esta bien, iré contigo a la boda de tu prima 
-¡Enserio! -pregunto el emocionado 
-si -sonreí feliz
-Genial, pasare por ti a las dos de la tarde, la boda es a las dos y media.
-este hombre te ama, y todo gracias a mi 
-Estaré lista a esa hora

Oficialmente era la mujer mas feliz de la tierra. 


0 comentarios:

Publicar un comentario

Translate

Seguidores

Seguir por Email

Vistas en total

Mis blogs